Desarrollo de marca personal usando Twitter 1

Onda CRO

Ya hemos visto alguna vez en este blog qué es la marca personal e, incluso, hemos visto un ejemplo de desarrollo de marca personal.

Lo que he tratado en mi participación de hoy en el programa Atrapados en las Redes de Onda CRO es cómo puede ayudarnos Twitter a ese desarrollo de la marca personal.

Os dejo aquí el audio para que lo escuchéis y espero vuestros comentarios.


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.


6 motivos por los que deberías comprarte un caballo en vez de un coche 2

Coche caballo

¿Tienes pensado comprarte un coche? ¿Estás seguro? ¿Lo has pensado bien? Te voy a dar 6 motivos por los que creo que deberías comprarte un caballo en vez de un coche:

 

Vas a ligar mucho más

Para poder ligar con un coche te tendrías que gastar un verdadero pastón. No pienses en ligar con un cochecito barato de segunda mano.

Si el presupuesto no es tu problema, podrás comprarte un Lamborghini por unos 400 000 euros pero, ¿sabes que por sólo dos o tres mil euros ya puedes tener un caballo? Y, sinceramente, si te acercas a la chica o chico que te gusta montado en un caballo, vas a obtener por lo menos la misma o más atención que si lo haces en un cochazo.

Lo de ligar a caballo, además de ser original y barato, te asegura el éxito.

 

Te ahorras un dinero en gasolina

Sí, ya lo sé. A los caballos no habrá que darles gasolina, pero tienen la manía de comer varias veces al día. Sin embargo, me he documentado bien para hacer este artículo (bueno, he hecho una simple búsqueda que me ha llevado hasta este enlace) y he visto que mantener a un caballo puede costar lo siguiente:

El pienso depende del que le des pero mas o menos suele costar entre 0,22 y 0,26 € el kilo 
Puedes darle avena que es muy buena y además de los mas baratos 0,22 euros el kilo. 
Un caballo al día come sobre 2 kilos de pienso que son 60 kilos al mes y 15 alpacas que lo mejor es que sean de heno que cuestan entre 2 y 3 € depende el vendedor por 2,5 € te cuesta 37,5€ al mes en heno si le das paja es algo mas barato pero de peor calidad. 
Si ese mes tienes que herrarlo te puede costar sobre unos 40€ y si lo hierran en caliente que es que le hacen una herradura para tú caballo sobre unos 50. 

 

Al año gastaría: 

 

si tienes campo para soltarlo no tienes que darle de comer durante primavera y verano 
80 alpacas de heno al año: 2,5€ . 80=200€ 
360 kilos de pienso, 2 cada día: =80,3€ 
herrador 4 veces al año por 40.4=160€ 
total:440 € mas los gastos veterinarios si los necesitas. 

 

si lo tienes todo el año encerrado 
730 kilos de pienso que son 160, 6€ 
160 alpacas que son 400€ 
en total 720,6 € al año mas gastos veterinarios si los necesitas 

¡720 euros al año! No sé vosotros, pero yo me gasto muchísimo más en gasolina para el coche. Y ese precio incluye el cambio de herraduras (¡con lo que cuesta cambiar los neumáticos!).

 

Puedes reutilizar tu plaza de garaje como cuadra

Si ya tienes una plaza de garaje en tu casa y estás decidido a cambiar tu coche por un caballo, no tendrás que gastarte ni un duro más en buscar un sitio para que duerma. La plaza de garaje es ideal. Tal vez un poco pequeña si fueses a dejar al caballo todo el día ahí pero, como va a estar más tiempo en la calle que en casa (la idea es usarlo para ir a trabajar, al gimnasio, de compras, a tomar cañas…), no es un problema que tenga el espacio justo para dormir y nada más.

Aquí tienes dos opciones: si quieres que los coches de tus vecinos no sufran ningún percance, puedes aislar la plaza de garaje de las de al lado con una pared de ladrillos que construyes en dos patadas. Y si tu vecino es de los que no sabe aparcar sin rozar tu coche habitualmente, ha llegado el momento de vengarte: no pongas pared.

 

Dile adiós a las multas de tráfico

¿Estás cansado de prohibiciones? No puedes conducir un coche mientras hablas por el móvil, no puedes conducir un coche mientras te bebes un gintonic, no puedes conducir un coche mientras te echas una siestecita, no puedes conducir un coche mientras haces una videoconferencia con tu amigo que está de viaje en Londres… ¡No puedes hacer nada mientras conduces un coche!

Pero, ¿y mientras vas a caballo? ¿Hay alguna ordenanza que te diga qué es lo que no puedes hacer mientras vas por la ciudad montando a caballo? Pues no. Se acabaron las prohibiciones.

Y los más “listillos” dirán que la única prohibición que hay es la de montar a caballo por las calles de la ciudad. ¡Pues no! Una vez más, me he documentado y en esta web me he encontrado con esta información:

Entre los cientos de ordenanzas municipales de tráfico existentes en las principales ciudades consultadas -Madrid, Barcelona y Zaragoza-, no aparece ninguna prohibición específica que te impida salir de casa a la grupa de un caballo -o un burro o un asno-, siempre y cuando cumplas con las normas sobre la circulación de animales a nivel estatal. Es decir, básicamente que la montura vaya conducida en todo momento por una persona mayor de edad, que no invada las zonas peatonales y que transite por la derecha lo más arrimado posible.

Vamos, que si eres mayor de edad y vas por la derecha, puedes ir por la ciudad montado en tu caballo mientras te tomas una cervecita, hablas por el móvil y utilizas un detector de radares. Todo al mismo tiempo, sin miedo a que te multen.

 

Contribuyes a preservar el medioambiente

Y es que todos sabemos lo perjudiciales que son las emisiones de gases de los coches. Pero si vas a currar en caballo no estarás contaminando nada. Absolutamente nada.

Porque está demostrado que los pedos de la vacas contaminan, y mucho (¿sabíais que el 40 % de las emisiones de metano de Nueva Zelanda proviene de los pedos de las vacas?). Pero de los pedos de los caballos no he visto por ningún sitio que se queje nadie. Vamos, que no creo que contaminen más que los tuyos o los míos. Y, por supuesto, muchísimo menos que los coches.

 

Puedes tener una fuente extra de ingresos vendiendo estiércol

Tal vez, el principal problema que tiene una persona a la hora de decidirse a comprar un caballo es el de sus excrementos. ¿Qué hacer con ellos? Pues bien, no se trata de un problema sino todo lo contrario. Puede ser algo de lo que saques un beneficio.

Y es que no tienes más que ponerte en contacto con alguna empresa que se dedique a comercializar estiércol y seguro que te compran todos los excrementos que les puedas proporcionar.

Según otra web consultada:

El estiércol de caballo es una sustancia natural, orgánica, que adhiere nutrientes y materia orgánica al suelo de un jardín. Al convertir el estiércol de caballo en fertilizante estas beneficiando el medio ambiente al reducir la cantidad de moscas, matando agentes patógenos y mejorando las condiciones del suelo.

Vamos, que vas a desear que tu caballo cague más y más.

 

Así que, ya sabéis, vended vuestro coche y comprad un caballo. Las ventajas son muchas. ¿Se ocurren más a vosotros?

caballo


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.


Influencers de moda, influencers a secas e influencers de mierda 13

Influencer

Influencers. Esa nueva especie de blogueros y/o tuiteros de la que tanto se habla últimamente. Pero, ¿son todos los influencers iguales? No. Hay tres tipos de influencers.

 

La influencer de moda

Si la influencer es una bloguera de moda (y lo pongo en femenino porque la grandísima mayoría son chicas, aunque hay algún chico), entonces no sólo reconocerá que es influencer sino que se enorgullecerá de serlo. Pero, claro, ¿cómo negar que eres influencer cuando las firmas se rifan el que escribas sobre ellas, cuando cobras por un post más de lo que gana mucha gente en un mes o cuando puedes pedir todo tipo de caprichos para asistir a un evento y te los dan?

¡Jo!, ¡las bloggers de moda sí que han sabido montárselo bien!

 

El influencer a secas

¿Influencer, yo? ¡Anda ya!

Esto es lo que oirás de cualquier influencer de este segundo tipo si te refieres a él usando ese término. Y es que una de las características de estos influencers es que jamás reconocerá que lo es. Y es lógico. Si se comparan con las influencers del primer tipo, por ejemplo, es normal que no se sientan influencers.

Se trata en la mayoría de las ocasiones de personas que tienen un blog o una cuenta de Twitter con muchos seguidores, que han sabido crear una comunidad, y que por eso llaman la atención de algunas marcas. Eso sí, al contrario de lo que pasa con las influencers de moda, rara vez pueden obtener ingresos de los que vivir. Lo normal es que reciban alguna invitación a un evento, un viaje y poco más. De estos influencers ya he hablado anteriormente en un post.

 

El influencer de mierda

Y luego hay otro tipo de influencers. Los que van diciendo por ahí que lo son sin necesidad de que se lo diga nadie. Los idiotas que por tener un blog y más followers en Twitter que la media, ya se creen que se les debe un trato especial. Esos que, cuando les tratan mal en un restaurante van raudos y veloces a escribir un tuit contando lo que ha pasado mientras murmullan entre dientes “se van a enterar. No saben quién soy yo”. Vamos, los “influencers de mierda”.

 

Por eso, no tratéis igual a todos los influencers cuando habléis de ellos.

Yo, en particular, siento cierta envidia de las primeras por poder vivir en muchos casos de ello, siento simpatía por los segundos porque podría llegar a identificarme en algunos casos con ellos y, por supuesto, siento verdadero asco por los terceros.

¿Y vosotros? ¿Conocéis a algún otro tipo de influencer? ¿Qué impresión tenéis de los mismos?


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.