El Bulli. Un ejemplo de la Economía de la Escasez 1


La Economía es la ciencia que estudia la manera de administrar recursos escasos. Y uno de los axiomas económicos más populares es que cuanto más escaso es un recurso (menos oferta), más valor tiene y más estamos dispuestos a pagar por él (mayor demanda).

Hace poco estuve por los alrededores de uno de los restaurantes más famosos del mundo (tal vez el más famoso de España) y comprobé que era un ejemplo perfecto de cómo la escasez hace que aumente la demanda.

El Bulli

Sí, me refiero a El Bulli. Y, para que no haya malentendidos, os diré que no estuve comiendo en él. Sólo me acerqué hasta este restaurante por curiosidad, aprovechando que me encontraba de vacaciones por la zona.

Para el que no lo sepa, El Bulli es el restaurante regentado por el gran chef Ferran Adrià y se encuentra en la Cala Montjoi, en Roses (Girona).

DSC00343

Este restaurante comenzó como un chitinguito de playa en el año 67 y hoy en día se ha convertido en un lugar de culto gastronómico donde la gente peregrina para probar el menú de degustación por unos 200 euros por comensal.

¿Porqué se ha producido este cambio?. ¿Porqué existe una demanda tal que hace que no exista mesa disponible hasta dentro de casi dos años (reciben entre 2 y 3 millones de peticiones de reservas)?. Entre otros factores (evidentemente, no se le puede quitar mérito a las labores culinarias del Maestro Adrià que pasa mucho tiempo investigando para poder ofrecer su menú de degustación), hay que darle una gran importancia al hecho de que el menú de El Bulli se trata de un bien escaso:

  • El Bulli sólo abre sus puertas la mitad del año (entre Abril y Octubre en 2008, entre Junio y Diciembre en 2009).
  • De todos estos días, sólo una media de 14-15 abre al mediodía. El resto de los días, sólo sirven cenas.
  • Suele estar cerrado uno o dos días a la semana.
  • Cada noche sólo pueden comer 50 comensales.
  • No es fácil llegar a El Bulli. Sólo puedes hacerlo por barco o tras recorrer en coche varios kilómetros en una carretera tan estrecha que puede llegar a ser peligrosa si te cruzas con un coche que viene en sentido contrario.

Os puedo asegurar que, si en vez de El Bulli, en la Cala Montjoi existiese un Burger King (abierto todos los días del año, con otros restaurantes de la franquicia por todo el mundo, con posibilidad de abarrotarse y acoger a todo el mundo que quiera), estaría completamente vacío, aunque el menú sea más económico (6-7 euros). ¿Quién va a ir hasta una “cala perdida” (con todo el respeto hacia ese sitio paradisiaco) y difícilmente accesible para comer algo que puedes econtrar en cualquier parte?.


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.

  • Pingback: Bitacoras.com()