Archivos etiqueta: SGAE


Las webs de enlaces y las descargas usando redes P2P son legales en España 3

P2P

Las webs de enlaces y las descargas de contenidos con derecho de autor usando redes P2P son completamente legales siempre y cuando no haya ánimo de lucro.

Y no lo digo yo. Lo dice la sentencia 67/10 del Juzgado Mercantil nº 7 de Barcelona que desestima íntegramente la demanda de la SGAE contra el creador de elrincondejesus.com.

Todo un jarro de agua fría contra la SGAE. Algo de lo que me alegro. Y mucho.

Os recomiendo la lectura de la sentencia.

Lo que debería hacer ahora el Gobierno es rectificar públicamente y pedir perdón por todo el dinero público que ha gastado en campañas en las que decía que estas eran acciones de piratería y que los que las llevamos a cabo somos unos delincuentes. Acusaciones que se ha demostrado que eran falsas y que han costado mucho dinero.

Visto en ElMundo.es
Foto: Brocco Lee


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.


Acabemos con la piratería. Las webs de enlaces a contenido con derechos de autor deben cerrarse 8

3897601484 7d21779b8c

Tal vez lo que voy a decir le sorprenda a más de uno pero lo he estado meditando y estoy totalmente convencido: los autores, la SGAE y el Gobierno tienen razón. Deben cerrarse todas las webs de enlaces hacia contenido con derechos de autor. Sí, estoy convencido. Y os lo voy a razonar.

Al poner a disposición de todo el mundo el acceso a estos contenidos, tal y como dijo Rosario Flores, estamos matando de hambre a los autores e intérpretes (al igual que a los editores, escritores, libreros…). Y eso no se puede consentir. Desde aquí mi apoyo total a las reformas legislativas que sean necesarias para eliminar de raiz el problema de la piratería.

Aunque, pensándolo bien, ya puestos a modificar la ley, yo propondría no sólo la prohibición de las webs con enlaces sino, directamente, la prohibición total de todas las webs. La prohibición de internet.

El Gobierno debería pensarlo. Es más sencillo cerrar todo internet que cerrar unas determinadas páginas. Nos quitaríamos los problemas de tener que discernir entre qué páginas incumplen la Ley de Propiedad Intelectual y cuáles no. Nos ahorraríamos la Sala Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura y, como efecto colateral pero no menos importante, eliminaríamos toda la pornografía de la Red (al fin y al cabo, todos sabemos que internet sirve para ver porno y poco más). Técnicamente también es muy sencillo. Sólo habría que pedirle a todos los operadores que dejen de dar acceso a internet.

Aunque, pensándolo todavía un poco más, ¿por qué no prohibimos directamente también toodo tipo de telefonía?. Tened en cuenta que esto de los teléfonos ha mermado enormemente las relaciones sociales. Cuando no teníamos teléfonos hablábamos más cara a cara, visitábamos más las casas de nuestros amigos y familiares. Propongo, para revitalizar los valores fundamentales de convicencia, que se prohiba todo tipo de telefonía. ¡Qué bonito será cuando volvamos a escribir cartas para comunicarnos con nuestros familiares lejanos!. O, directamente, cuando les hagamos más visitas frecuentes. Nos servirá para viajar más.

Eso sí, estoy pensando que si viajamos más para visitar a los amigos y familiares con los que no podemos hablar de otra manera, vamos a usar mucho los coches y, por ende, vamos a maltratar todavía más a nuestra maltrecha capa de ozono. Propongo que el Gobierno prohiba también el uso de los vehículos privados. Todos los viajes deberían hacerse en transporte público.

¡No!. Nada de transporte público. Que acabo de caer en que eso de tener a tanta gente junta en espacios reducidos es un riesgo de cara a contraer la gripe A. Debería prohibirse, por lo tanto, todo tipo de transporte colectivo y, por el mismo motivo, los ascensores, minicines y cualquier otro espacio pequeño en el que se reuna mucha gente.

Es más, para ahorrarnos problemas, lo mejor es prohibir las reuniones de cualquier tipo. O, mejor, ya puestos, debería prohibirse salir de casa. Así habría menos riesgos.

Pues, nada, señores del Gobierno, que sepan que tienen todo mi apoyo para llevar a cabo todas estas reformas dado que me parecen muy justificadas y necesarias. Y os pido a todos vosotros, queridos lectores, que os solidaricéis con esta posición. Ganaremos todos y conseguiremos que Rosario no se muera de hambre.

Foto: Grégory Tonon


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.


La Propiedad Intelectual no tiene sentido tal y como está definida actualmente 3

3965876347 483ff59cdc

Cada vez estoy más convencido de que, como dice Enrique Dans en el título de su próximo libro, “todo va a cambiar”. Tiene que hacerlo. Es más, en el tema de la difusión de la cultura en la Red, no diría que todo va a cambiar sino que “todo está cambiando”.

Nos encontramos en pleno proceso de redefinición de la distribución cultural. Si hace tiempo el acceso a la cultura era una cosa de una élite (aquellos que podían acceder a la representación de una ópera, a un teatro, o que tenían la suerte de poder aprender a leer y, por lo tanto, podían acceder a la literatura), el acceso a los libros y los discos supuso en su momento una verdadera revolución. Permitió que mucha gente pudiese acercarse a obras que anteriormente tenían vedadas.

Actualmente nos encontramos inmersos en una revolución mucho más importante que la anterior. Ya no sólo tiene acceso a la cultura el que puede acceder a comprar un libro o un disco (suponiendo que esté disponible en las tiendas de su ciudad). Ahora todos tenemos acceso casi instantaneamente a cualquier obra. Yo puedo acceder a una canción de un disco grabado en Japón y que no se ha distribuido físicamente en España. El habitante de un pequeño pueblo puede acceder a descargar los mismos libros electrónicos que el que vive en la capital donde están todas las librerías.

Es toda una revolución cultural que se encuentra únicamente con dos impedimentos para que triunfe rápidamente:

  1. El acceso a internet no es todavía universal.
  2. Las industrias de distribución tradicional de la cultura (discográficas, libreros, etc.) intentan que esta revolución no triunfe para mantener su status quo.

Quiero referirme en este post al segundo de los puntos. Y en particular al sinsentido que supone seguir aferrándonos a unos conceptos de propiedad intelectual que se encuentran totalmente caducos.

Leo estupefacto unas declaraciones del cantante Victor Manuel en las que dice textualmente: “se dicen muchísimas gilipolleces sobre la SGAE. Han tomado varios chivos expiatorios a los que les han jodido la vida” y “se lleva el dinero el que más trabaje, el que más venda y el que más toque. Punto“.

Pues no. Tengo que decir que eso es ABSOLUTAMENTE FALSO. No se lleva más dinero el que más trabaja. Se lleva más dinero el que más trabajó en algún momento. O, incluso, los hijos o los nietos del que más trabajó en algún momento.

Y es que la Ley de Propiedad Intelectual, en su artículo 26, indica que “Los derechos de explotación de la obra durarán toda la vida del autor y setenta años después de su muerte o declaración de fallecimiento

¿Es concebible en una sociedad tan dinámica como la actual que una persona pueda dar un pelotazo en un momento (al crear una obra que tiene éxito) y viva toda la vida del mismo?. Y no sólo él sino también sus herederos.

Me gusta mucho la manera en la que tratan este tema en el número 6 de Política Podcast en el que ponen como ejemplo a Rociito, la hija de Rocío Jurado. Una persona que sólo es conocida por ser “hija de” y por aparecer en todas las revistas del corazón. Pues bien, esta señora y sus hijos se llevan todos los años un dinero que les paga la SGAE por derechos de su madre. Y lo seguirán haciendo hasta que pasen 70 años de la muerte de Rocío Jurado.

¿Sigue pensando Vistor Manuel, a la vista de casos como éste propiciados por la actual política de propiedad intelectual, que se lleva el dinero el que más trabaja?.

No, no tiene sentido mantener una política de propiedad intelectual como la actual.

Sin embargo, lejos de modificarla para adpatarla a la situación real en la que nos movemos, nuestros dirigentes, “dirigidos” por ciertos grupos de presión, harán el movimiento contrario: modificar la ley para perpetuar la situación actual.

Vamos, que si prospera la famosa disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible que nos quieren colar, Rociito podrá solicitarle a la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura que cierren la web de una persona que muestre un vídeo de Youtube en el que suene (aunque sea de fondo y sin que se distinga bien) alguna canción de su madre.

De locos.

Foto: kc~Karen


Si te ha gustado esta entrada, puedes suscribirte al blog para recibir todos los nuevos contenidos que se publiquen. Suscríbete usando un lector de feeeds , recibe las actualizaciones por correo electrónico o síguenos en Facebook o Twitter.